A pesar de que está llegando el final del verano, los ciclistas seguirán practicando el deporte durante los próximos meses. Esperamos que la mayoría de ellos utilicen sus cascos, aunque siempre se ve a unos cuantos que no lo hacen por su apariencia poco atractiva y por el efecto ‘cabello de casco’ (a pesar de haber visto algunas de las lesiones asociadas con el no uso del casco, este autor cree que las personas que se apegan a estos argumento no han sufrido verdaderos incidentes.) Sin embargo, estas personas tienen la suerte de poder disfrutar del dispositivo gracias a Hövding, una compañía diseñadora de aparatos generalmente fabulosos y basada en Suecia.
 
El casco de bicicleta invisible se trata esencialmente de un collar (visible) que los ciclistas llevan alrededor de sus cuellos, con la idea de que resulte atractivo y cumpla con la necesidad ergonómica del aislamiento. Al detectar un impacto, el collar utiliza un pequeño tanque inflador de gas para explotar en unos 100 milisegundos, una cubierta de nylon, en forma de bolsa de aire, alrededor de la cabeza del usuario, de manera de amortiguar el cráneo antes del impacto. El collar también contiene un cuadro negro que registra 10 segundos de datos de movimiento ( de los acelerómetros y giroscopios integrados) durante e inmediatamente antes, de un accidente de bicicleta. Para obtener más información, ver el vídeo a continuación.
 

 
 
Esto parece ser un evento emocionante para los ciclistas que no tienen muchas opciones cuando se trata de una protección para la cabeza que esté a la moda. Hemos reseñado anteriormente una solución emergente para los motociclistas que incrustan un mecanismo de enfriamiento, y nos alegramos de ver que cada vez mas empresas están buscando tecnologías que puedan salvar vidas.

Artículo traducido por: Tilo Febres-Cordero
tilofc@medgadget.es