Un nuevo dispositivo de monitorización cardiaca de Preventice (Minneapolis, MN) ha sido aprobado por la FDA para ayudar a los médicos a vigilar a los pacientes con arritmias durante su vida cotidiana.
 
El BodyGuardian se conecta al pecho del paciente y registra continuamente el ECG, la frecuencia cardíaca, variabilidad de la frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, y el nivel de actividad de la persona. Algoritmos con licencia de la Clínica Mayo ayudan a detectar las señales de una arritmia, y los médicos pueden revisar el conjunto de datos de los últimos 30 días para obtener un panorama más amplio de lo que está sucediendo.
 
La compañía espera que el sistema esté comercialmente disponible en los EE.UU. a finales de año.
 
Aquí podrán ver a los cardiólogos de la Clínica Mayo discutiendo los beneficios de la monitorización remota de pacientes:

Comunicado de prensa: Preventice receives FDA clearance to market BodyGuardian Remote Monitoring System

Página del producto: BodyGuardian Remote Monitoring System…

Artículo traducido por: Tilo Febres-Cordero
tilofc@medgadget.es