blood test implantUn equipo suizo de la Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL) ha desarrollado un pequeño implante que monitorea la concentración de un número de proteínas y ácidos orgánicos en el cuerpo mientras transmite esa información a un dispositivo externo. El implante en sí no tiene una batería, pero es continuamente alimentado a través de la inducción mediante un parche electrónico en la parte superior de la piel que proporciona 1/10 de vatios de corriente. El parche también funciona como un relé de datos, que reciben las lecturas del implante y su transmisión a través de Bluetooth a un teléfono inteligente, donde pueden ser analizados.
 
EPFL-implant El implante incluye cinco sensores (o siete si confía en el vídeo a continuación), y ofrece un nuevo enfoque al monitoreo de la enfermedad, evaluando la eficacia de la quimioterapia, y una variedad de otros usos clínicos.

 

Comunicado de prensa de EPFL: Under the skin, a tiny laboratory

Artículo traducido por: Tilo Febres-Cordero
tilofc@medgadget.es