CellAegis recibió la Marca CE para su dispositivo autoRIC, una solución portátil automatizada para el acondicionamiento isquémico remoto (RIC por sus siglas en inglés) en el punto de atención. El acondicionamiento isquémico remoto (RIC) es un concepto relativamente nuevo de protección contra la lesión por isquemia-reperfusión que ocurre en casos como el infarto del miocardio. El dispositivo autoRIC de CellAegis ha sido desarrollado para aplicaciones de cuidados agudos en la ambulancia, sala de emergencias y otros ambientes del hospital, o para el tratamiento crónico en el hogar, y se puede utilizar junto con los estándares de atención actuales.
 
Desde hace tiempo se sabe que la oclusión temporal de una arteria coronaria le permitirá al músculo cardíaco afectado sobrevivir posteriormente períodos más largos de interrupción del suministro de sangre. Sin embargo, más recientemente se ha demostrado que hacer lo mismo en el tejido muscular distal puede tener el mismo efecto, un fenómeno llamado acondicionado isquémico remoto. El acondicionamiento isquémico remoto utiliza secuencias de periodos cortos y controlados de reducción o interrupción total (isquemia) del flujo sanguíneo en una extremidad, seguido de una reanudación del flujo sanguíneo (reperfusión). Este fenómeno puede ser empleado ya sea antes, durante o después de la isquemia prolongada del órgano distante.
 
Todavía se desconoce cómo exactamente es que RIC protege contra el daño por reperfusión, pero se cree que activa ciertos mecanismos innatos de protección metabólica en el cuerpo. RIC ha demostrado ser aplicable en muchas afecciones que comprometen la isquemia de los órganos, incluyendo infartos del miocardio, cirugía cardiaca, apoplejía, trauma y trasplantes de órganos. CellAegis cita estudios que muestran que el RIC puede reducir el daño al corazón hasta en un 40-50% en un ataque al corazón en evolución, mejorar la fracción de eyección del ventrículo izquierdo en el infarto de la arteria coronaria descendente anterior izquierda, se asocia con una reducción de eventos cardiovasculares subsecuentes tardíos después de las intervenciones coronarias percutáneas (ICP ) y reduce la incidencia de nefropatía inducida por el contraste.
 
La isquemia de las extremidades puede ser inducida por simplemente inflar un manguito de presión sanguínea y el autoRIC proporciona esencialmente una versión automatizada de este procedimiento, por lo que es simple, consistente y eficiente de administrar. En el segundo semestre de este año se iniciará un ensayo internacional aleatorio y controlado del dispositivo autoRIC en pacientes sometidos a ICP electiva y cirugía cardíaca, incluyendo la cirugía de revascularización coronaria (CABG). Más de 1.000 pacientes serán inscritos en centros de la UE y en los EE.UU.

Comunicado de prensa: CellAegis Devices Receives CE Mark for autoRIC Device in the European Union…

Página del producto: The autoRIC device…

Artículo traducido por: Tilo Febres-Cordero
tilofc@medgadget.es